domingo, 18 de enero de 2009

El héroe del río Hudson

NUEVA YORK (DPA/AP).— Quién le iba a decir al piloto de US Arways Chesley Sullenberger, de 57 años, formado en la Fuerza Aérea y con 29 años de experiencia en vuelos, que iba a convertirse en el “nuevo héroe de América”, como decía ayer uno de los presentadores de la cadena Fox News.
Gracias a su habilidad y control, Sullenberger evitó ayer una tragedia al acuatizar con éxito, en el río Hudson en Nueva York, un Airbus 320 con 155 personas a bordo que nada más despegar del aeropuerto neoyorquino de la Guardia sufrió problemas en los dos motores debido a un choque con aves.

“Es una historia de héroes”, decía ayer el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en un acto celebrado en el Ayuntamiento en honor a los equipos de rescate que participaron en el incidente. “Es un guión de película. Lo que pasa es que si hubiera sido una película sonaría todo demasiado bien como para ser verdad”, agregó.

Bloomberg, en reconocimiento a Sullenberger, hizo ayer una entrega simbólica de la llave de la ciudad tanto al piloto como a su copiloto. “Desafortunadamente, no puede estar aquí para hablar debido a que se está investigando la causa del accidente”, dijo el alcalde, quien se reunió con quienes participaron en la operación de rescate, los otros héroes, para hacerles entrega de un certificado conmemorativo. “Ayer vimos mucho heroismo”, dijo Bloomberg.

Las palabras “milagro” y “héroe” fueron ayer las más vistas en diarios y televisiones al hablar del accidente de avión con final feliz. Ayer, la mujer de Sullenberger, Lorrie Sullenberger, decía a la prensa emocionada y aún en estado de shock: “Estamos muy orgullosos de papá”.

Sullenberger, de 57 años, residente en Danville, California, es un ex piloto de combate que dirige una firma asesora de seguridad además de pilotear aviones comerciales.

Ha estudiado la sicología de las tripulaciones en situaciones de crisis a fin de mantenerlas en funcionamiento, dijo el ingeniero civil Robert Bea, cofundador del Centro para la Administración de Riesgos Catastróficos, de la Universidad de California en Berkeley.

“Cuando un avión está a punto de estrellarse con mucha gente que confía en uno, es como enfrentar una prueba”, afirmó. “Sulley lo demostró en la práctica. Lo había estudiado, lo había ensayado, se lo había grabado en su mente”.

Sullenberger, que ha piloteado para US Airways desde 1980, piloteó jets de guerra F-4 en la Fuerza Aérea en la década de los 70. Después se desempeñó en una junta que investigaba accidentes aéreos y participó en varias investigaciones de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Es presidente de Safety Reliability Methods, una firma de California que emplea “el mundo ultraseguro de la aviación comercial” para brindar asesoría sobre seguridad en otros ámbitos, según el cibersitio de la empresa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario