sábado, 5 de septiembre de 2009

Un gol de Hernán Rengifo le dio el triunfo a la selección peruana

Un gol de Hernán Rengifo le dio el triunfo a la selección peruana sobre su similar de Uruguay, manteniendo al cuadro peruano como “verdugo” de los charrúas a nivel sudamericano y vengando de esa forma el 6-0 que el cuadro de Óscar Washington Tabárez le endilgó al cuadro de Del Solar en Montevideo.

La selección peruana, que jugó sin presión y ante poco público en el estadio Monumental, vio recompensados sus esfuerzos a los 85’, cuando Juan Manuel Vargas remató defectuosamente una volea y Hernán Rengifo recibió el balón, con tiempo suficiente para girar y definir con un remate suave debido a un error de Walter Gargano.

Perú no jugó un partido inteligente y bien planeado. Sin embargo, la presencia de jugadores como Solano y Palacios le dio mucha fuerza al seleccionado nacional y mayor profundidad que en otros encuentros.

Perú pudo abrir la cuenta con una jugada colectiva que terminó en pies de Solano a los 6’, el marcador no se movió. El equipo nacional contó con opciones (como un cabezazo de Rodríguez a los 17’) que ayudaron a levantar el ánimo de un equipo que estuvo en posibilidad de abrir la cuenta en varias ocasiones.

Sin embargo, la ocasión más clara del primer tiempo la tuvo Uruguay a los 38’. Abreu estuvo a punto de marcar tras zafares de la marca de Vílchez y fue el propio ‘Apache’ el que sacó el balón de la línea. La pelota fue finalmente despejada al tiro de esquina por Butrón en una volada espectacular.

La selección, que había llegado casi en soledad absoluta al estadio Nacional, con 7 unidades en la bolsa y sin opciones de clasificar, se fue habiendo obtenido su segunda victoria en el proceso eliminatorio ante un rival impreciso sobre el que se impuso al tener menos errores. Perú quedó con 10 puntos. Uruguay, en tanto, se quedó con 18 unidades y ve alejarse el sueño sudafricano, por lo que la afrenta peruana dolerá más que el 6-0 con que nos golearon los charrúas.

Si bien horas antes del partido los limeños parecían guardar energías para la noche, para cuando Juan Luis Guerra toque, cante y baile a pocos metros del Monumental, ahora hay un motivo, uno aunque sea, para celebrar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario